Hojaldre de filetes de lomo, chorizo y huevo

hojaldre de lomo

Uno de los elementos comodín que tenemos en casa es el hojaldre. Puedes improvisar una merienda o cena, cubriendo una lámina con distintos ingredientes o rellenando dos a modo de empanada. Combina con cualquier alimento de los que tenemos en casa como hortalizas, frutas y verduras y admite dulce y salado. En los 40 minutos que tarda en hornearse puedes ir preparando la mesa.

Si lo que te interesa es una receta para dejar hecha por la mañana, también puedes hacerla porque aguanta bien el día, y además así le da tiempo a enfriarse.

HOJALDRE DE FILETES DE LOMO, CHORIZO Y HUEVO

INGREDIENTES: 
  • 2 láminas de hojaldre refrigeradas (no congeladas)
  • 2 huevos
  • Unas 16 rodajas de chorizo
  • 8-12 filetes de lomo de cerdo (natural, adobado o al ajillo)
  • Un poco de mantequilla o un huevo para pintarlo
ELABORACIÓN:

1. Prepara los ingredientes: saca las dos láminas de hojaldre y el chorizo de la nevera dejándolos unos minutos a temperatura ambiente. Cuece los huevos y córtalos en rodajas. Prepara los filetes de lomo de cerdo recortándolos si fuera necesario.  En mi caso, he utilizado los filetes adobados y les he quitado el borde naranjita porque a los niños les resulta más fuerte.

Cómo hacer una receta de hojaldre de lomo de cerdo

2. Extiende una de las láminas sobre la bandeja del horno utilizando el papel vegetal que viene en el envase. Pínchala con un tenedor. Precalienta el horno a 180ºC y saca la rejilla.

3. Distribuye los filetes por el hojaldre. Quizá tengas que cortar alguno para rellenar huecos.

4. Añade las rodajas de chorizo. Al ser para hornear no es necesario que sea de una calidad excelente. Ideal para el bolsillo.

5. Añade las láminas de huevo cocido.

6. Superpón la otra lámina de hojaldre. Séllala bien con el dedo.

7. Dobla el borde del hojaldre.

8. Marca el borde haciendo unas pequeñas líneas con el tenedor a modo de decoración.

9. Repite las marcas en sentido contrario para que te quede una especie de zigzag. Aprovecha el tenedor para pinchar el hojaldre y evitar que suba.

10. Utiliza un pincel de silicona para pintar la superficie con mantequilla o huevo. En mi caso, suelo utilizar mantequilla derretida a no ser que vaya a aprovechar el resto del huevo para otra cosa. Puedes quitar el exceso de grasa pasando papel de cocina por la superficie.

11. Mételo en el horno precalentado a 180ºC durante 40 minutos. Lo suelo poner en la parte media-baja. Si se pone demasiado arriba la superficie se tuesta demasiado y queda menos hecho por abajo. Cuando esté, sácalo y déjalo enfriar en la rejilla.

12. Cuando esté frío ya lo puedes poner en un plato adecuado y ¡a comer!

Cuéntanos más abajo si también utilizas estas láminas de hojaldre para tus recetas. ¡Prometo probarlas!

Gracias por compartirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies