Cómo conservar hojas de otoño

cómo conservar hojas

¿Quieres saber cómo conservar hojas de otoño? ¿Te da pena que siendo tan bonitas tengan una vida efímera? Pues no se hable más.

Para conservar las hojas de otoño tienes varios métodos: baño de glicerina, prensado con papel encerado, aplicar decoupage, cubrir con parafina, secado con libro o secado con microondas.

Entre todos ellos, la conservación con glicerina es única porque mantiene las hojas flexibles y suaves y conserva bastante bien el color. Por lo general, las hojas más rosadas suelen mantenerlo mejor que las amarillas, ya que algunas tienden a ponerse marrones.

Las hojas conservadas por este método son perfectas para artesanía, centros de mesa, otoñales coronas e incluso manualidades infantiles.

ramas-en-jarron-blanco

Vía Adventures in Decorating

CÓMO CONSERVAR HOJAS DE OTOÑO 

Además de hojas de otoño, agua, glicerina y papel absorbente, necesitas dos recipientes alargados del mismo tamaño y que además encajen.

El secreto de la mezcla está en añadir una parte de glicerina por dos de agua. Ponla en uno de los recipientes y a continuación sumerge las hojas en ella. Tapa con el otro recipiente para asegurarte de que permanecen sumergidas. Si has utilizado recipientes de plástico, quizá tengas que poner algo de peso encima.

La solución debe actuar durante tres o cuatro días, o hasta que notes las hojas suaves y flexibles. Cuando estén listas, sácalas y ponlas sobre papel absorbente hasta que estén secas.

cómo conservar hojas

Vía Today’s Homeowner

CÓMO CONSERVAR RAMAS

Uno de los pasatiempos favoritos de las mujeres victorianas era conservar tanto hojas de otoño como ramas enteras.

Elige unas ramas grandes con hojas de color variado y que aun no se hayan desprendido. Parte las ramas a unos ocho centímetros de la base y colócalas en un cubo de agua tibia durante al menos dos horas. Si ves que algunas hojas comienzan a enrollarse, retíralas con cuidado.

Seguidamente prepara la solución de glicerina y agua combinando una parte de glicerina con dos partes de agua, al igual que en el caso de las hojas.

La diferencia es que en este caso, hay que cocer la solución a fuego lento durante cinco minutos. Cuando esté lista, deja que se enfríe y ponla en un jarrón.

Corta la parte inferior de las ramas en ángulo agudo y golpea los extremos suavemente con un martillo. Introduce las ramas en la mezcla y deposita el recipiente en un lugar fresco y oscuro hasta que la mezcla de la glicerina se haya absorbido por completo (entre una semana y diez días).

Cuando observes que empiezan a formarse unas diminutas gotas de glicerina sobre las hojas (como rocío), retira las ramas del recipiente, limpia las hojas con un papel de cocina húmedo y sécalas bien. Las hojas mostrarán un aspecto precioso durante largo tiempo.

cómo conservar hojas

cómo conservar hojas

Vía State by State Gardening

Aprovecho para comentar, que estas semanas estoy probando nuevos días de publicación. Las que escribís un blog ya sabéis cómo va esto de ir haciendo pruebas, mirando el tráfico, las visitas y todos estos temas que no se ven pero están ahí. ¡Gracias por la comprensión y por seguir también ahí en días dispares!

¿Sabías cómo conservar hojas? ¿Utilizas una técnica distinta?

Gracias por compartirlo

Comments

  1. Genial post, ¡habrá que probar a conservar las hojas este Otoño!

    Besos

  2. Nunca se me hubiera ocurrido que se podían conservar las hojas. Los tips son estupendos y el resultado de centro de mesa con ramas increíble 😉

  3. Como me gustan las hojas naturales pero conservadas, yo las flores las pongo boca abajo y les doy con laca, pero creo que las afea un poco esta técnica, me convence más la tuya. Gracias por compartir guapa!!!

    • A gusto en casa : Octubre 18, 2016 at 2:16 pm

      Hola, María: yo también empleaba esa técnica, sobre todo para rosas ‘de amor’ pero se oscurecían demasiado. La hoja es más fácil de tratar y al prensarla entre los dos recipientes no encoge. Un besazo!

  4. Hola, Isa. Me parece tan romántico conservar las hojas y fíjate que de formas para hacerlo. Yo de prensarlas en un libro o incorporarlas a algún cuadro cuando pintaba al óleo no he pasado. Y la idea de las ramas también me encanta para conservarlas sin que se estropeen.
    En cuanto a lo cambiar de días, es verdad que hay que ir probando para acertar con los mejores días.
    Un beso grande. Cris

  5. Isa, genial, tengo muchos platería en frente de casa, en lugar de barrer y tirar las hojas al contenedor voy a hacer pruebas con todo lo que nos aportas en esta entrada. Es muy bonito el color de las hojas en otoño, especialmente con esa mezcla entre verde y marrón previa a secarse del todo. Ánimo con las pruebas del blog. Es bueno centrarse y analizar estadísticas. Un beso!!!

  6. Un post estupendo y muy muy útil, Isa. Nos va a venir de perlas para hacer algo nuevo, ya que nunca hemos hecho nada parecido. Y que te sea leve con tus pruebas en los días de publicación. Nosotras también deberíamos hacer algo al respecto, jeje.

    Besos mil de las dos.

    J&Y

  7. Hola Isa! Un post muy útil, ahora solo falta tener un poquito más de tiempo para poder hacer alguna de las manualidades que tenemos pendientes. Una más que se suma a la cola 😉 Besos

    • A gusto en casa : Octubre 21, 2016 at 10:58 pm

      Hola, Tai! Poco a poco, todo llega. Cuando menos te lo esperes estarás mano a mano con Chloe haciendo DIY superchulos. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR